Controla tu ira! 4 técnicas de gestión emocional que debieron repartir en los Oscar de Hollywood

Cómo el nuevo modelo de trabajo que va a revolucionar el poder del liderazgo empresarial cambiará tu vida
24/03/2022
Cómo se construyen las historias que venden
01/04/2022

 

¿Gestión emocional para frenar la intimidación?

 

 

La ya famosa e histórica bofetada de Will Smith en los Oscars de Hollywood ha hecho aflorar miles de testimonios sobre el control de la ira y la violencia laboral

Y es que en la era digital, no olvidemos que seguimos siendo humanos. Y que, por una parte, hay cada vez más personas que tienen que aguantar el desprecio, insultos repetidos y continuas amenazas de despido por parte de mandos y gerentes.

La presión y la intimidación forman parte del estilo de gestión en muchos centros de trabajo y esto conlleva graves consecuencias para la salud.

En muchos casos las situaciones de intimidación y amenazas en el ámbito laboral se prolongan.

Según un estudio británico de hace unos años a nivel europeo, desde Reino Unido, un 34% de los casos identificados llevaban tres años o más soportando humillaciones, acoso moral y maltrato laboral. Pura violencia en el trabajo.

Por otra parte, la empresa consiente cuando no promueve estas cosas: un 73% de los afectados afirmaban que la empresa conocía el caso de maltrato en el trabajo, y en un 83% de las situaciones los agresores eran los gerentes.

¿Tiene todo esto justificación? Como dijo el oscarizado actor «el amor te hace hacer locuras» (?¿).

Tramposo argumento que podría reventar el concepto no ya de violencia laboral, sino de maltrato en general

 

¿Las emociones fuera de la oficina? Poco menos que imposible

 

 

Uno de los mantras más repetidos, y más inútiles de los últimos tiempos

Esto no es realmente posible ni útil para la productividad. Los seres humanos son criaturas emocionales, y comunican sus emociones constantemente, lo quieran o no.

La emoción aparece en su lenguaje corporal, su elección de palabras, su tono de voz y sus acciones.

Es parte de quiénes son y, si se les pide que revisen sus emociones antes de entrar en la oficina, ¿realmente pueden trabajar plenamente?

Según muchos expertos y diversos estudios realizados a lo largo de los años, la respuesta es “no”.

Por este motivo, en lugar de tratar de eliminarlas, las empresas han de esforzarse en comprenderlas y aprovecharlas para aumentar la productividad de los colaboradores.

El manejo de las emociones en el trabajo , de las emociones en el ámbito laboral , se convierte en una prioridad para el ambiente laboral

¿La felicidad conectando con los demás? Miguel Ángel Pérez Laguna en el Congreso Nueva Administración

En Humanos en la Oficina hablamos de vidas en vez de personas. Y por una razón muy concreta

Se dice que todos pasamos por diversas fases productivas: algunas en las se quiere lograr todo lo que se pueda en solo día, otras en las que problemas de la vida personal interfieren en la rutina laboral y desvanecen las ganas y la motivación para trabajar.

El fallo está en pensar en que estas fases existen realmente, dado que lo que influye en el rendimiento laboral es el estado de ánimo de cada uno de los colaboradores.

No existe ningún humano que pueda tener el mismo estado de ánimo 24/7/365.

Leer ahora  ¿Sirven de algo las charlas motivacionales?

No tratamos con personas realmente, sino con la mochila de su vida, con la que carga a diario.

Esa perspectiva nos lleva a ser mucho más ecuánimes a la hora de afrontar cómo gestionar las emociones

¿Cuándo te sientes enfadado sabes como canalizar las emociones en la oficina? Y hablamos tanto de emociones positivas como de emociones negativas, la misma que pueden provocarse con correos electrónicos que no esperabas

Hay que tener mucho cuidado con esto porque una mala jugada y el éxito profesional puede estar en peligro.

Miguel Ángel Pérez Laguna contó en Colombia como generar bienestar con estrategias no basadas en el control, abriendo un mundo de posibilidades en el ambiente laboral

4 Técnicas de gestión emocional que ya intuyes como necesarias hace tiempo

  • Situaciones que evitar, situaciones que afrontar

Queda claro que no siempre podemos controlar todo aquello que acontece en nuestras jornadas. Sin embargo, hay situaciones que sí están bajo nuestro control y que podríamos evitar para ganar en bienestar e integridad personal.

Por ejemplo, si salir de casa con el tiempo justo va a hacer que vaya con más prisa y llegue de mal humor al trabajo, intentaré levantarme antes para ir con calma.

Asimismo, también hay cosas y situaciones de las que no puedo ni debo escapar. Hacerlo, evitar por ejemplo la exposición en público de mi trabajo o hacer ese viaje en avión no hará más que acumular en mí mayor ansiedad.

  • Las preocupaciones quedan relegadas a un solo momento del día

Ya lo dijo Nietzsche en una ocasión: los pensamientos vienen cuando ellos quieren, y no cuando nosotros desearíamos.

Lo mismo ocurre con las preocupaciones

No lo permitas. Cada vez que una preocupación aparezca en la “bandeja de entrada” de tu mente, posponla.

Déjala para más tarde y opta por establecer un momento del día donde, papel en mano, puedas reflexionar y dar solución a esos problemas.

  • Pregunta con respuesta: ¿Qué es lo peor que puede ocurrir?

En ocasiones nos obsesionamos con determinados hechos hasta el punto de darnos cabezazos contra la pared sin hallar salida.

Pensamientos como “me van a despedir del trabajo”, “mi pareja ya no me hace caso”, “no voy a ahorrar lo bastante para pagar esa deuda…” nos sumen en un laberinto sin sentido, en una espiral desgastante.

Preguntémonos qué puede ocurrir si nuestro temor acontece, pero hagámoslo de la forma correcta, añadiendo una solución.

«Si me despiden del trabajo puede que me decida por fin a iniciar ese proyecto personal”

“Cuando mi pareja no me haga caso le preguntaré qué ocurre. Si nuestra relación ya no funciona tendré que asumirlo, hacer el duelo y avanzar”.

  • Halla tu vía de escape, tu canal de expresión

Hay quien encuentra su refugio y canal de expresión emocional mediante la escritura.

Otros dibujan o pintan mandalas como técnicas de gestión emocional.

Hay quien sale a correr, quien necesita abrazarse por el silencio o un entorno natural.

En definitiva, un espacio donde nos reencontramos para descubrir la raíz de nuestros problemas.

Para que esa vía de escape no acabe en un momento tan incómodo y violento como el de todos conocido

☑Información sobre cómo generar nuevas estrategias de liderazgo, motivación y bienestar en la web de nuestro speaker Miguel Ángel Pérez Laguna

Fuentes: «Controlar la Ira» (Nascia) , «Control de la Ira» (Psicopedia) , «Técnicas de gestión emocional» (Educación 3.0)